Loading images...

Reliquias de Juan Pablo II inician su recorrido por México

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de febrero.- Inició en la Ciudad de México el peregrinar de las reliquias de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII con motivo de su canonización el próximo 27 de abril en El Vaticano, con lo cual sus nombres quedarán formalmente inscritos en el Libro de los Santos.

Una figura de cera de Karol Wojtyla en una gran urna de cristal, con un crucifijo como relicario, contiene un pedazo de piel de la frente del primer papa que vistió México. Se trata de una reliquia de primer grado.

También acompañan a este insigne distintivo dos imagenes pintadas al óleo, una de Juan Pablo II y otra de Juan XIII, además de un solideo (gorro de tela que usan los obisos) de este último pontífice romano, lo cual se considera como una reliquia de segundo grado.

A las 09:00 horas en la Basílicia de Guadalupe inció la Misa Capitular, oficiada por el rector del templo, Enrique Glennie Graue, con lo cual dio inicio la denominada Fiesta de la Gratitud, con motivo de la futura elevacion a los alatares de ambos jerarcas católicos.

Pensemos en el testimonio que nos han dado los últimos pontífices como Juan XXIII y Juan Pablo II, que serán canonizados el próximo mes de abril o el de nuestro gran Papa Francisco, que ha impactado al mundo con su sencillez y coherencia de vida. Ellos han sido sal y luz para nuestro mundo, lleno de males, de rivalidades y de guerras”, dijo el canónigo.

En su sermón, Glennie Graue, vicario de la Basílica, llamó a ponder fin a la violencia, la corrupción y otros males, haciendo valer los preceptos reales del Evangelio.

Ante la realidad que estamos viviendo en nuestro México, en medio de violencia, corrupción y tantos males más, tenemos que preguntarnos, ¿dónde está la luz, dónde está la sal de los critianos, qué estamos haciendo nosotros, por qué no sómos luz y sal, por qué no hacemos nada para solucionar estos males?”, refirió.

A las 10:15 horas partieron del Tepeyac, las reliquias de ambos papas rumbo a la Catedral metropolitana de la Ciudad de México, donde poco después de las 11:00 horas fueron recibidas por el cardenal Norberto Rivera Carrera.

Para tal efecto, se abrió la puerta central del recinto catedralicio y posteriormente el arzobispo primado ofició una misa. Permanecerán ahí por una semana y luego continuarán su recorrido por la ciudad.

ogz